Si quieres saber cómo curar la ansiedad, en esta página vas a encontrar los tratamientos más efectivos que existen para curar la mayoría de trastornos de ansiedad. Esta página no está enfocada a paliar los síntomas (como hacen los medicamentos, las plantas relajantes y muchas terapias), sino a eliminar la causa, con lo que se produce una verdadera curación.

Mi nombre es Carlos Valverde y yo sufrí fuertes episodios de ansiedad como consecuencia del Trastorno Obsesivo Compulsivo, el Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG), y la fobia social (timidez extrema). Probé todos los tratamientos posibles, y a pesar de que la mayoría fracasaron, hubo algunos que me fueron de mucha ayuda y contribuyeron a mi proceso de curación. En el apartado “Sobre mí” de esta página puedes conocer mi historia, con la cual es muy probable que te identifiques.

Hecha esta pequeña introducción, vamos a entrar en materia. Lo primero que debes tener en cuenta, es que estamos hablando de una emoción, una emoción negativa que forma parte de nuestra biología, y que muchas veces es sólo un síntoma de un trastorno que es el verdadero asunto a tratar. Este trastorno puede ser el TAG, la fobia social, la agorafobia, el Trastorno Obsesivo Compulsivo, la timidez, el trastorno por estrés postraumático, el miedo a hablar en público, etc. Si sufres esta emoción negativa, lo más probable es que padezcas alguno de estos trastornos, aunque es posible que ni siquiera lo sepas. Sigue leyendo porque estás a punto de descubrir los métodos más eficaces que existen para curarla.

 

Para curar la ansiedad, elimina su causa

Más bien que hablar de cómo curar la ansiedad, deberíamos hablar de cómo curar su causa o mejor dicho sus causas.
No existe ningún tratamiento médico ni psicológico que produzca la curación de forma inmediata (porque esta es sólo un síntoma, y no una enfermedad). Si quieres conseguir superar este problema, debes aprender a cambiar los patrones mentales responsables de la aparición de dicho síntoma, y eso requiere esfuerzo y disciplina. Quiero decirte algo que debes tener presente en todo momento: nadie ni nada puede sanarte. Solo tú te puedes curar a ti mismo, y las terapias como el Método LIBTOC, el psicoanálisis, u otras que se comentan en esta web son sólo el mapa, el vehículo a través del cual tú vas a ser tu propio sanador y salvador. Si has tomado medicación para tus síntomas, ya debes saber que los ansiolíticos sólo calman los síntomas pero no curan, y a la larga pueden producir dependencia. Aunque a veces son necesarios, no son ninguna solución, sino simplemente un parche para calmar la ansiedad.

El primer paso para superar tu problema y conseguir la curación de la ansiedad, es que hoy, en este mismo instante, te comprometas a luchar por corregir las causas de tu problema, y en ello sí puedo ayudarte. Si el compromiso que tomas hoy es fuerte, y lo sigues hasta el final, podrás conseguirlo. Si este problema te ha producido ya demasiado sufrimiento y demasiados problemas en tu vida, si estás realmente mal, ese dolor emocional será la mejor motivación para luchar por curarte. Hay veces en que necesitamos tocar fondo para darnos cuenta de que no podemos seguir así, que tenemos que salir de esa situación sea como sea. Al menos así fue en mi caso, hasta que no me vi totalmente jodido, no conseguí una determinación lo suficientemente grande como para hacer LO QUE SEA con tal de superar el problema.

 

El problema de las terapias habituales

curar-la-ansiedadMuy bien, hecho este preámbulo, vamos al tema. Ahora que sabes que la medicación como los ansiolíticos o los antidepresivos, o las patillas a base de plantas, y los sistemas de psicología como EFT, PNL, TAT, EMDR no van a curar la ansiedad, estás en condiciones de que posiblemente por primera vez en tu vida alguien te diga cual es la causa de tu problema. La causa es un funcionamiento mental no armónico caracterizado por la negatividad (el cual a su vez tiene otras causas más profundas), el problema está en la relación que tú tienes con tus propios pensamientos y tu propio psiquismo, y en tu “diálogo interno”. Pero debes entender que gran parte de ese psiquismo es inconsciente. Esta emoción negativa es el resultado de dos fenómenos que ocurren en tu interior:
1) Los pensamientos negativos, o más bien, un diálogo interno negativo caracterizado por la presencia de miedos y el pesimismo.
2) El hecho de identificarte con tus pensamientos (creer las cosas e historias que estos pensamientos te cuentan).

 

El problema de creerse los pensamientos

Quizá en este momento estás pensando ¿Pero cómo no voy a creer a mis propios pensamientos? ¿Acaso mis pensamientos no son una parte de mí mismo, acaso no los genero yo? En realidad tus pensamientos no los generas tú, sino tu mente inconsciente. Tú no tienes ninguna responsabilidad sobre el contenido de los pensamientos que tienes cuando tu mente funciona en “piloto automático”, es decir, cuando no tomas conciencia de ellos. ¿Verdad que los sueños que tienes por la noche aparecen solos, que tú no puedes participar conscientemente en ellos y dirigir el devenir de las cosas que sueñas? Lo mismo ocurre con los pensamientos responsables de esta emoción negativa. Estos los genera el mismo inconsciente que es el responsable de generar los sueños que tienes por la noche.
Es fundamental que te des cuenta de que tú no eres tus pensamientos, sino sólo la conciencia que los observa, y que por tanto, tienes la libertad de creer no esos pensamientos que genera tu inconsciente, pero ello requiere práctica y entrenamiento, y es sólo la punta del iceberg del complejo proceso de curación.

 

La curación de cada trastorno de ansiedad

Hay que decir que esta es simplemente un síntoma, una emoción negativa altamente desagradable, pero que no es en sí misma una enfermedad. Por tal motivo, es más apropiado hablar de superar la ansiedad que curarla, porque no es algo que vaya a hacer alguien por tí, sino que la curación es algo que sólo tú puedes conseguir. Obviamente tampoco es apropiado hablar de cura de la ansiedad sino de eliminación de los distintos trastornos que la originan. La complejidad de superar una agorafobia o un caso de fobia social, siempre será mayor que superar un Trastorno Obsesivo Compulsivo, aunque esencialmente el tratamiento será prácticamente el mismo.

En la práctica se ha visto que superar el trastorno responsable de esta emoción negativa, es más complicado en los casos en los que hay que salir de la zona de confort emocional. El problema es que en los casos de agorafobia y fobia social, dicha zona de confort emocional es muy reducida, por lo que el individuo va a tener que exponerse repetidamente a conductas y actitudes que estén fuera de dicha zona emocional, y eso conlleva enfrentarse una y otra vez a sus miedos y a sus emociones negativas, lo que es una experiencia muy desagradable desde el punto de vista emocional, apareciendo lo que se conoce como auto-boicot. Este consiste en que aún cuando el paciente sabe qué es lo que debe hacer, en el sentido de que aunque sabe cómo curar su ansiedad, trata de evitar el dolor emocional de exponerse a dichas situaciones angustiantes, con lo que la limitada zona de confort emocional nunca se expande.

 

Las principales terapias

Estos dos puntos mencionados antes, están presentes en los trastornos de ansiedad, como por ejemplo el Trastorno de Ansiedad Generalizada, la timidez y la fobia social, la agorafobia, el miedo a hablar en público, o simplemente la tendencia a preocuparte por el futuro.
Hay que decir que tanto el punto 1 y 2, tienen a su vez unas causas más profundas, que tienen que ver con tu mente inconsciente en relación a experiencias de la infancia, la educación recibida y la programación social, los traumas emocionales, la sobre-protección de los padres, entre muchos otros. No obstante, para no desviarme del tema central de esta sección, no entraré a explicar con detalle la relación entre estos factores y los distintos trastornos que son la causa primera de que esta emoción negativa aparezca en tu interior.
Ahora sí, voy a comentar cómo calmar la ansiedad, o mejor dicho, cómo eliminar su causa, que es la única forma de eliminarla.

 

La terapia cognitiva

Esta terapia muchas veces tiene una eficacia relativa, porque para curar totalmente la ansiedad, debes hacer un trabajo a nivel de la mente inconsciente. El problema es que la mayoría de terapias psicológicas, incluyendo la terapia cognitiva (lo que conocemos como “ir al psicólogo”), trabajan a nivel de la mente consciente y no a nivel de la mente inconsciente, y de ahí que su éxito no sea absoluto en la mayoría de casos. La terapia cognitiva, está enfocada a modificar el punto 2 anteriormente citado, o más bien a cambiar un diálogo mental negativo, por otro positivo; a modo de metáfora diríamos que se enfoca en cambiar una película mental negativa por otra positiva.

En algunos casos, sí se nos enseña a comprender que la película no es la realidad, sino un sueño que ocurre en la pantalla de nuestra mente, que esas historias que nos cuenta nuestra mente en forma de diálogo interno, son sólo fantasías. A modo de metáfora, podemos decir que un pensamiento negativo es  una fantasía proyectada en un cine, en la pantalla de nuestra mente, un cine en el que nosotros somos los espectadores de la película y no su protagonista. El problema es que frecuentemente la psicología cognitiva intenta cambiar una película mental negativa por una positiva, sin hacernos conscientes de que el problema no está en la historia de la película, sino en el hecho de confundir una película con la realidad.
Por tanto, ahora ya sabes que si deseas superar la ansiedad, probablemente vas a tener que someterte a terapias que trabajen sobre la mente inconsciente, con lo que la pregunta esencial, es esta ¿Cuáles son estas terapias? Básicamente son el psicoanálisis y la BioNeuroEmoción.

 

El Método LIBTOC

El Método LIBTOC, es un sistema curativo psicológico y no médico (no requiere la ingesta de medicamentos ni alimentos, ni plantas, etc), es decir, es una metodología paso a paso que es efectiva para sanar la ansiedad. Aunque inicialmente fue creado enfocándose especialmente en el tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo, la experiencia ha demostrado que es igual de efectivo para el tratamiento de la fobia social, y el TAG. Todavía no existen datos fiables acerca de su efectividad para curar la agorafobia.

El Método LIBTOC, combina principios de la psicología transpersonal, la BioNeuroEmoción y la psicología analítica. Está conformado por 3 bloques, en los que cada uno se orienta a un objetivo particular, siendo el primero de ellos una metodología para aprender a no identificarse con los pensamientos (no creer los pensamientos negativos que aparecen en tu mente y que son en gran medida los responsables que que se genere esta emoción negativa). El segundo y tercer bloque, se enfocan a cambiar las estructuras mentales que son responsables de la aparición de dichos pensamientos negativos y los síntomas.

La efectividad de curación está en torno al 50 % en el caso del TOC y el Trastorno de Ansiedad Generalizada, siendo algo inferior en el caso de la timidez y fobia social. No obstante, aún en la mayoría de casos en los que no se consigue la curación, se experimenta una disminución de los síntomas.

Este es el método curativo que yo recomiendo, en primer lugar porque está basado en mi propia experiencia de curación, que se produjo tras haber probado sin éxito decenas de terapias, entre ellas la terapia cognitiva, que aunque redujo la intensidad de mis síntomas, no me curó. El Método LIBTOC es la guía definitiva paso a paso sobre cómo curar la ansiedad. ¿Deseas saber más sobre el Método LIBTOC? Descárgate gratis el primer capítulo aquí:

 

Curar la ansiedad con psicoanálisis.

Terapia desarrollada por el prestigioso Sigmund Freud, y remodelada por su colega y alumno Carl Gusta Jung. Es una terapia muy poderosa, no obstante cuenta con el inconveniente de que en la mayoría de casos se necesitan un número elevado de sesiones para poder experimentar mejoría, con lo que su conste económico acostumbra a ser elevado. Por otro lado, hay que buscar a un buen psicoanalista. Es una disciplina compleja, se requieren muchos años de estudio y de experiencia clínica para ser un buen psicoanalista.

 

BioNeuroEmoción.

Terapia desarrollada por Enric Corbera, que engloba un conjunto de metodologías de tratamiento. La Bioneuromoción profundiza en una idea que fue desarrollada por Carl Gustav Jung hace ya casi 100 años, que es el inconsciente colectivo, y el inconsciente familiar. La Bioneuroemoción nos demuestra que nuestro psiquismo está fuertemente influenciado por una serie de información que se transmite de una generación a otra en el clan familiar. Se basa en los principios del estudio del árbol genealógico, de la Nueva Medicina Germánica (disciplina desarrollada por el prestigioso y polémico Dr. Hammer), de la hipnosis Ericksoniana y del proceso de individuación (liberación de programaciones familiares, culturales y sociales) y reconexión con lo que en psicoanálisis se conoce como el Yo o Id.

 

En conclusión

Muchas personas no saben cómo eliminar la ansiedad. Si te preguntas si la terapia cognitivo-conductual es la respuesta correcta, la respuesta es que sólo en parte, porque en la práctica raramente se consigue la curación al 100%. Si se modifican los patrones cognitivos conscientes pero no los inconscientes, los resultados la mayoría de veces no van a ser los esperados. Es muy frecuente que el paciente mejore sus síntomas, pero no que los elimine totalmente.

No me malinterpretes, no estoy diciendo que esta no sirva para nada, ni quito mérito a los psicólogos. Únicamente estoy diciendo que en el caso de los trastornos de ansiedad, los resultados no son siempre tan buenos como sería deseable.
En cuanto a la medicación, puede ser de mucha ayuda, el problema es que los ansiolíticos eliminan los síntomas de la ansiedad, y no su causa, digamos que es un parche temporal que reduce la gravedad del problema pero no lo elimina. Sin embargo, algunos medicamentos pueden producir adicción si se usan durante tiempo muy prolongado, con lo que luego puede ser complicado abandonarla.

Puedes descubrir más información sobre el Método LIBTOC aquí.